domingo, 3 de septiembre de 2017

Diseño Bioclimático

En el Perú, los sectores de la industria y construcción son los principales consumidores de energía (31,6 PJ) seguidos  muy de cerca por la minería. Como consecuencia de ello dichos sectores contribuyen a una mayor generación de Dióxido de Carbono (CO2) responsable del efecto invernadero. En el sector construcción, es posible aminorar el consumo energético y acrecentar su ahorro aplicando métodos y/o estrategias bioclimáticas con técnicas solares pasivas y/o activas sencillas a partir de un diseño apropiado (arquitectura bioclimática) complementado con tecnologías limpias integradas sobre la envolvente de una vivienda o edificación.

El diseño bioclimático es clave para que una vivienda se adapte a su entorno (climas locales) para proporcionar comodidad a sus ocupantes al mismo tiempo que contribuye al ahorro y eficiencia energética. Lograr el confort térmico en una edificación y/o vivienda con materiales ecológicos como la madera, ichu, lana de oveja, tierra, teja, etc, es viable (materiales tradicionales respetuosos con el medio ambiente y sostenibles), el adobe por ejemplo tiene una alta inercia térmica y su uso es ideal para zonas de heladas (descenso de temperatura hasta y por debajo de los 0°C) y frío extremo (temperaturas por debajo de los 6°C), ya que en dichas zonas la radiación solar bordea los 6kWh/(m2.día) como promedio anual y debido a ello, en el día el adobe acumula calor para devolverlo en las noches con un tiempo de retardo hacia los interiores de una vivienda.

Pero, la "modernidad", ha dejado de lado el uso de materiales tradicionales o vernáculos así como las técnicas constructivas ancestrales para dar paso a lo nuevo o "mejor" dado la facilidad en el uso y bajo costo como las planchas de calamina metálica. El uso de estos materiales "modernos" no encajan con lo tradicional y en vez de ello distorsionan el valor estético de las poblaciones y sus paisajes.

Antiguamente las viviendas no disponían de electricidad ni mucho menos de medios mecánicos eléctricos que permitan contar con iluminación, calefacción o ventilación, las viviendas solo dependían de su diseño pasivo y materiales locales idóneos para protegerse del frío o calor.

Hoy en día temas como el calentamiento global, el agotamiento del ozono, los desperdicios de energía y la contaminación han despertado a la industria de la vivienda y la construcción para implementar soluciones sostenibles y verdes. Se han llevado a cabo diversas investigaciones para determinar soluciones verdes adecuadas para ser implementadas en nuevas construcciones. Una de las soluciones es aplicar el enfoque de diseño bioclimático. El diseño bioclimático es un diseño sostenible que hace uso del diseño pasivo de un edificio o casa para lograr un cierto nivel de confort con el mínimo uso de energía posible y las bajas emisiones de carbono [1].

El enfoque de diseño bioclimático se utiliza para minimizar el uso de ventilación mecánica, iluminación artificial y aire acondicionado que consumen mucha energía. La implementación del enfoque de diseño bioclimático para el confort térmico debe centrarse en cuatro factores que son: la orientación del viento, el clima, la radiación solar y los materiales [1].
El diseño bioclimático apropiado se apoya de las estrategias bioclimáticas que implican una serie de técnicas diseñadas para lograr la comodidad térmica al interior de las viviendas utilizando recursos naturales locales como el sol, el viento, la lluvia, la vegetación, la nieve o el suelo. Estas técnicas implican una profunda comprensión de las características climatológicas y los recursos disponibles en la ubicación de la construcción [2]. El objetivo final es diseñar la obtención de la mejor eficiencia energética posible mediante el uso de soluciones que impliquen un impacto medioambiental mínimo a lo largo de su ciclo de vida.

Referencias
[1] F. Manzano-Agugliaro, F. G. Montoya, A. Sabio-Ortega, A. García-Cruz, Review of bioclimatic architecture strategies for achieving thermal comfort, Renewable and Sustainable Energy Reviews 49 (2015) 736–755. 
[2] J. A. Turegano, M. C. Velasco, and A. Martinez, Arquitectura bioclimatica y urbanismo sostenible
(Volumen I) (Spanish Edition). Universidad de Zaragoza, 2009.