Follow by Email

miércoles, 6 de enero de 2016

ZONA DE CONFORT

El medio ambiente condiciona directamente al hombre a través de cuatro parámetros como el acústico, térmico, lumínico, y el de confort térmico. Este ultimo, involucra confort físico, biológico-fisiológico, sociológico y psicológico. El cuerpo humano tiene la capacidad suficiente para absorber o percibir los efectos de estos parámetros con un esfuerzo mínimo de energía que le permita adaptarse  a su entorno y llegar a un punto de equilibrio con el. Las condiciones bajo las cuales consigue este objetivo se definen como zona de confort. 

Dentro de los elementos físicos del entorno que tienen influencia sobre las personas, este trabajo se limita analizar uno de los elementos – la sensación térmica –, sin el cual no es posible satisfacer el confort.

La comodidad térmica se ve influencia por las propiedades del aire el cual reúne cuatro parámetros que condicionan la sensación térmica, su temperatura, humedad relativa, y su velocidad. Adicionado a estos la radiación solar, forman los elementos principales que afectan la comodidad térmica.

De lo descrito, la vivienda es el principal instrumento que nos permite satisfacer las exigencias de confort adecuadas. Modifica el entorno natural y nos aproxima a las condiciones óptimas de habitabilidad.