Follow by Email

martes, 17 de mayo de 2011

INVERNADERO PRODUCTIVO (II)

CONDICIONES PARA LA INSTALACION
Antes de la construcción del invernadero se tiene que tener en consideración algunos aspectos básicos como ubicación, orientación, seguridad, sustrato, etc., que permitirán aprovechar de manera eficaz los recursos naturales de la zona ya sea en iluminación y calor.

UBICACIÓN
Se debe elegir el lugar según los requisitos siguientes:

-Sustrato, la tierra tiene que ser buena en contenido de materia orgánica o en todo caso, se tiene que mejorar mezclándola con arena de rio, tierra negra, guano de corral y ceniza. El suelo no tiene que ser arcilloso, pedregoso ni arenoso.


-Piso nivelado, para un buen drenaje del agua al momento del riego y  evitar posibles encharcamientos. Además, la tierra tiene que estar libre de terrones y piedras, para ello hay que muñir o zarandear la tierra.
 -Disposición de agua, a las cercanías del lugar para asegurar el riego permanente, esta no debe contener ningún componente químico, ser de residuos de cocina ni, agua con restos fecales.


-Sin sombras, estar libre de todo aquello que haga sombra como arboles, casas y arbustos, para aprovechar de manera eficiente la radiación solar.

Otros factores, debe estar cercano a la vivienda para estar pendiente de las labores cotidianas así como en el cuidado de la infraestructura principalmente de los animales domésticos como las gallinas, ovejas, cabras, entre otros.

ORIENTACION
Debe orientarse de este a oeste con el lado más largo mirando hacia el norte con el fin de aprovechar eficientemente la energía proveniente del sol según su trayectoria. De esta forma la iluminación al interior del invernadero será mayor permitiendo a las plantas un mejor desarrollo en el proceso de la fotosíntesis.


Otro factor importante a considerar es la dirección del viento. El invernadero tiene que orientarse de tal forma que ofrezca la menor resistencia al viento dominante para que este no dañe la estructura ni cubierta. Se debe orientar de tal manera que el  lado más largo del invernadero se aproxime a la dirección del viento o en todo caso sea diagonal a ella, pero no perpendicular, de esta manera podemos asegurar una menor resistencia a los fuertes vientos.

Otra forma de contrarrestar la resistencia de los vientos fuertes es cercando el invernadero con mallas arpilleras, muretes de adobe, cercas naturales u otros, siempre y cuando estos no generen sombra considerable que obstruya la iluminación interna del invernadero. 









Con estas consideraciones básicas previa a la construcción, se asegura un buen desempeño a posteriori de las especiaes vegetales a producir.